Ir a contenido

POLÍTICAS PARA GARANTIZAR EL DERECHO A LA VIVIENDA

Colau ordena a la Urbana actuar contra las empresas que desahucian fuera de la ley

El Ayuntamiento de Barcelona establece un protocolo para que la policía local evite que se produzcan desalojos sin orden judicial

jgblanco36371474 barcelona 21 11 2016 desalojo de siete 7 familias del barrio161121100750

Presión vecinal para impedir siete desahucios de un edificio de la Sareb en el Raval, este noviembre. / ALBERT BERTRAN

El Ayuntamiento de Barcelona ha creado un protocolo dirigido a la Guardia Urbana para evitar los desalojos extrajudiciales y frenar a empresas como Desokupa, a la que el equipo de Colau ha llevado ante la fiscalía. Según un procedimiento operativo que ha publicado este martes el diario 'El Mundo', el jefe de la Guardia Urbana, Evelio Vázquez, informó al cuerpo el pasado 28 de febrero de que "si la forma utilizada por estas empresas o particulares para conseguir su propósito [desalojar] no se ajustara al derecho, correspondería intervenir para evitarlo".

Una vez acreditado 'in fraganti' que eso [el intento de desalojo sin orden judicial] ocurre -prosigue el citado procedimiento-, los agentes "deberán evitar que la empresa o personas responsables puedan llegar a materializar su actuación, evitando cualquier tipo de desalojo, cierre de puertas o cambio de cerraduras".

El pasado 28 de diciembre, el teniente de alcalde Jaume Asens desgranó la hoja de ruta municipal sobre el asunto. Se refirió a este tipo de desalojos como un fenómeno “que ha ido a más” y que usa "el acoso psicológico e incluso físico”. Una práctica, concretó, que podría “violar la ley de vivienda”.

EL PERIÓDICO se ha hecho eco en varias ocasiones de los desahucios llevados a cabo por Desokupa y de sus artes, una de las empresas que se dedica a este menester y que se presenta en su página web como "experta en mediación".

PROTEGER A COLECTIVOS VULNERABLES

Según explicó Asens en la citada rueda de prensa celebrada en diciembre, la actividad de empresas como Desokupa afecta a colectivos vulnerables de la ciudad. Esta es una de las frases, aportó Asens, usadas por el personal de esta compañía: "Vosotros lo habéis querido y habrá consecuencias. Cualquier día te rompo las piernas”. El ayuntamiento ha documentado un total de siete intervenciones de estas empresas en el último año, donde presuntamente se habrían podido producir ilegalidades.

El pasado 22 de febrero se constituyó la comisión de mediación en el ámbito de la vivienda en Barcelona. Una de las herramientas incluidas en el despliegue de la nueva Llei 4/2016 de medidas de protección de la vivienda, que analizará los casos de sobreendeudamiento y elaborará los planes integrales de acción. El acto de constitución contó con la asistencia de los responsables del servicio de mediación y de las oficinas de vivienda del ayuntamiento.

PISOS DE PATADA

En cuanto a las okupaciones, una de las especialidades de Desokupa, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) lleva mucho tiempo denunciando que la falta de "respuestas efectivas" por parte de todas las administraciones a los desahucios ha llevado en los últimos años a muchas familias a ocupar una vivienda como única opción. A entrar en pisos "de patada", como se ha popularizado la técnica. O bien en lo que eran sus viviendas, ahora en manos del banco, o en otros pisos vacíos (de idéntica propiedad). 

MENOS DESAHUCIOS

Según las últimas estadísticas hechas públicas hace pocos días, en el 2016 los desahucios se redujeron en Barcelona en torno al 8%. La particularidad de la capital catalana es que la mayoría, un 83%, se debieron a impagos del alquiler y que el ayuntamiento -según se ha encargado de sacar pecho- incrementó en un 50% la atención a familias afectadas.

Si en toda España los desahucios se han reducido a niveles precrisis, según la estadística hecha pública por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en la provincia de Barcelona fueron un total de 9.512, frente a los 10.775 del 2014 y los 10.394 del 2015. En un año se redujeron en torno al 8%, según datos oficiales. Con esas cifras, el Ayuntamiento de Barcelona estima provisionalmente que en el caso de la ciudad la cifra ascendió a 2.854 desahucios, frente a los 3.098 del año anterior y los 3.244 del 2014.

0 Comentarios
cargando