Ir a contenido

HOMENAJE

La trilogía sobre Coderch

Un libro de Pati Núñez cierra los actos conmemorativos del centenario del nacimiento del gran arquitecto racionalista

Bohigas, Correa, Ferrater, Moneo, Tusquets y otros 16 compañeros suyos aportan anécdotas sobre el genio de la postguerra

Cristina Savall

icoy37199779 bohigas170207200634

Oriol Bohigas, en silla de ruedas, ante Lina Vilá, Pati Nuñez, Helio Piñón y Jordi Ros, en la zona de la Escola Tècnica Superior dArquitectura de Barcelona ampliada por Coderch. / JOAN PUIG

Oriol Bohigas, sentado en silla de ruedas, no puede evitar reírse al hablar este martes sobre José Antonio Coderch (Barcelona, 1913-L'Espolla, 1984), cuando él, siendo director de la Escola Tècnica Superior d'Arquitectura de Barcelona (ETSAB), le encargó la ampliación de este edificio de la Diagonal, la última obra de Coderch y un referente de la arquitectura española por la innovación en la distribución y orientación de las aulas.

"Era un provocador. Llegaba a una reunión y lo primero que hacía era colocar 'El Alcázar', un diario de extrema derecha, sobre la mesa", ha explicado Bohigas, que define al arquitecto racionalista, célebre por la maravillosa Casa Ugalde, construida en 1951 en Caldes d’Estrac, como alguien de su misma clase intelectual pero con "ideologías muy distintas". Tras encargarle el trabajo en la ETSAB, Coderch envió una carta a Bohigas donde le agradecía que "por primera vez" una persona que está en el poder le dejaba hacer algo lógico. Esa gratitud no evitó que, cuando le enseñó los planos de la ampliación, Coderch le confesara que se había inspirado en la silueta del casco de un soldado alemán. "Y por Navidad me regaló una copia de los planos con una dedicatoria", ha desvelado Bohigas en la misma escuela de arquitectura que dirigió, y a la que ahora ha traído este esbozo original.

SEDUCTOR Y PROVOCADOR

De todo ello y de mucho más versa el libro 'Recordando a Coderch' (Librooks), obra de la periodista Pati Núñez. Esta publicación cierra una trilogía que comenzó en el 2014 con la exposición 'La herencia de Coderch', comisariada por la arquitecta Elina Vilá, y con el estreno del documental de Poldo Pomés que lleva el mismo título que el libro. La película también basa su relato en las entrevistas que Núñez y Vilá realizaron a arquitectos y a otras personas a los que no dejaron indiferentes un creador malhumorado, seductor, provocador, perfeccionista, obsesivo, complicado, superdotado, tremendamente sincero, fumador compulsivo y bebedor de whisky a partir de media tarde. "No son entrevistas al uso, son extractos de conversaciones coloquiales", precisa la autora.

Núñez asegura que Coderch nunca fue una persona fácil. "Tenía un carácter histriónico, con el que defendía la honestidad y la verdad en un momento en que lo subjetivo y las vanguardias empezaban a imponer una visión relativizada del mundo". De ello hace referencia, la conversación con Rafael Moneo, que recuerda su actitud elitista y aristocrática. "Nunca entendió que la modernidad era equivalente a virtud", deja dicho Moneo en la conversación que mantiene con Núñez.

En este retrato de Coderch, además de Bohigas y Moneo, también participan Federico CorreaCarlos FerraterÓscar TusquetsAntonio ArmestoJosep BeneditoPepe CoderchEmili DonatoJordi ViolaOctavi MestreVíctor RaholaJoan MargaritJosep Maria RoviraJesús Sanz LuengoJesús Sanz MasdeuEnric SòriaJosep LlinàsCarles Fochs y el desaparecido sacerdote Josep Maria Ballarín, gran amigo suyo.

0 Comentarios
cargando