Ir a contenido

SEGURIDAD VIAL

Barcelona, 2016: más ciclistas muertos que nunca

Los tres accidentes mortales de este año se han producido de noche y con un vehículo de motor implicado

Carlos Márquez Daniel

zentauroepp36382503 barcelona 22 11 2016 ciclista accidentado en girona consell 161230163935

Un agente de la Guardia Urbana atiende a un ciclista accidentado en Consell de Cent con Girona, el pasado noviembre.  / ALBERT BERTRAN

El dato invita a la reflexión: en el 2016 han muerto más ciclistas en Barcelona que en los últimos cinco años. Entre enero y el 30 de diciembre han perdido la vida tres personas que iban en bicicleta. Con un añadido inquietante, que todos circulaban de noche. Entre el 2010 y el 2015, dos fallecidos. 

La última víctima se ha conocido este viernes. Un hombre de 64 años que pedaleaba por Gran Via con Castillejos perdía la vida al colisionar con un coche en circunstancias que la unidad de Accidentes ya investiga. Sucedió a las 23 horas, sin excesivo tráfico. Quizás por las obras de Glòries que generan esa sensación de provisionalidad vial, por la escasez de iluminación, porque la bicicleta puede que no llevara las luces obligatorias (blanca delante, roja detrás), por una imprudencia de quien fuera al volante. El caso es que los servicios de emergencias médicas no pudieron hacer nada por su vida. 

El nombre de este hombre se suma al de los otros dos ciclistas fallecidos en sendos accidentes en estos 12 últimos meses. El primero se produjo la madrugada del 24 al 25 de julio, en el cruce de Floridablanca con Casanova. Un hombre de 41 años que acababa de coger un Bicing fue arrollado de madrugada por un camión de la limpieza. El conductor dio negativo en la prueba de alcohol. Las primeras pesquisas apuntaron a que la falta de luz de la noche combinada con la altura de la cabina redujeron la visibilidad del conductor, que cuando arrancó el vehículo, tras la detención que había efectuado en este semáforo, no se percató de que estaba cruzando la bici. El otro siniestro mortal se produjo en el Paral·lel. Otra vez de madrugada, a las 4.22 horas. En esta ocasión, una mujer de 23 años fallecía tras colisionar con un taxi

BICICLETAS BLANCAS

El hecho de que todas se hayan producido de noche es toda una invitación para que los responsables de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona tomen nota. Cierto es que la cifra que se coge como termómetro de la seguridad vial en la ciudad, siempre bajo el más absoluto respeto hacia los fallecidos, es la del total de accidentes registrados. Pero tres fallecidos, habida cuenta de que en los cinco años anteriores se registraron solo dos, es un dato tan trágico como llamativo, por mucho que haya aumentado el uso de la bicicleta en la capital catalana.  

Los accidentes mortales de los años anteriores también tuvieron a un vehículo de motor implicado. En junio del 2014, un hombre de 44 años moría tras chocar con un turismo en el cruce de Felip II y Concepción Arenal, en Sant Andreu. El 2 de enero del 2012, en un accidente que removió conciencias por la crudeza de la situación y las fotografías que se hicieron públicas, un mujer de 49 años perecía bajo las ruedas de un camión en Diputació con Aribau. Sucedió por la tarde, con el 'bicing' de la ciclista bajo la ruedas del enorme vehículo. Pocos día después de aquella tragedia, un grupo de ciclistas colocaron en el lugar una bicicleta blancala misma que se instala en medio mundo para recordar a los que han muerto pedaleando.

El ayuntamiento tiene en marcha un plan para aumentar de manera considerable el número de carriles bici de la ciudad. La idea es pasar de 115 a 300 kilómetros ciclables antes de que termine el mandato, en mayo del 2019. 

0 Comentarios