Ir a contenido

Una plaza sin banderas

Centenares de personas siguen el pregón de Pérez Andújar desde Sant Jaume entre el silencio y el aplauso

TONI SUST / BARCELONA

icoy35639812 pregon sant jaume160922210629

La plaza de Sant Jaume, durante el pregón. / FERRAN NADEU

Lleno en la plaza de Sant Jaume para seguir desde la calle el pregón de Javier Pérez Andújar. Un lleno relativo: la superficie libre es menor porque parte de la plaza está ocupada por un entarimado. Y la densidad no era máxima pero iba en ascenso: se podía pasar entre la gente sin excesivos problemas, aunque cada vez era más difícil. Centenares de barceloneses han seguido el pregón en silencio, aplaudiendo de vez en cuando, sobre todo, cada vez que el escritor ‘disculpaba’ irónicamente a uno de los aludidos en su discurso por no haber nacido en Barcelona “porque eso pasó cuando era muy pequeño”.

La imagen tiene algo de inédito: por una vez, la plaza de Sant Jaume ha registrado una concentración sin banderas. En toda la plaza solo había una: una 'estelada' solitaria que portaban los únicos independentistas visibles que se han presentado: dos hombres, uno mayor y otro joven, y una mujer, los tres ataviados con una barretina.

CONTRA EL TURISMO

Poco antes de que empezara la lectura del pregón, una manifestación no excesivamente multitudinaria ha llegado a la plaza. Vecinos de la Barceloneta, entre otros, con una pancarta que rezaba: ‘Catalunya por un turismo digno’. A su lado, otra más pequeña: ‘Por la abolición de los pisos turísticos’. Y otra más pequeña: ‘Menos terrazas’. Y la más pequeña, invidual, la llevaba un hombre: ‘No a las bicicletas por las aceras’.

Los manifestantes han proferido lemas contra el turismo y contra la inacción municipal. También  llevaban un cartel con alusión a la alcaldesa: ‘Con Ada no pasa nada’. Enfrente de la protesta, la fachada municipal. Una ventana un poco entreabierta: alguien ha alcanzado a ver a la concejala Gala Pin saludando a los de la Barceloneta, con los que ella protestaba antes.

Varios asistentes enfadados se han acercado a los tres de las barretinas para afear su protesta. Los tres repartían un folleto y mostraban una pancarta contra la elección del pregonero. El hombre mayor ha ido contestando por turnos a los que le increpaban: “Eres una maleducada”. “Eres un maleducado”.

Tanto al principio como al final, como varias veces durante el pregón, los asistentes han aplaudido con ganas a Pérez Andujar.

Cuando el pregonero ha empezado a leer su texto, las quejas contra los excesos del turismo se han detenido, hasta que ha acabado. Cuando se ha escuchado la voz del escritor, en castellano, el mayor de los tres de las barretinas ha mirado sonriente a los otros dos con cara de decirles: “¿Veis como yo tenía razón?”.

0 Comentarios