Ir a contenido

47 entidades de Gràcia claman contra la especulación inmobiliaria del barrio

Las asociaciones vecinales apoyan al 'banco expropiado' en un manifiesto contra "los efectos devastadores" de la elitización de la zona

CRISTINA SAVALL / BARCELONA

MANIFESTACION BANC EXPROPIAT

Vecinos de Gràcia, la noche del jueves, en la manifestación convocada por 47 asociaciones contra la especulación inmobiliaria del barrio. / ÁLVARO MONGE

Cientos de vecinos de Gràcia, en claro apoyo al 'banco expropiado', se manifestaron la noche del jueves por las calles del barrio con la complicidad de 47 entidades que firmaron un manifiesto titulado 'La Gràcia que volem', que se leyó al final del recorrido en la plaza de la Vila de Gràcia. A la convocatoria acudieron representantes de entidades, grupos de okupas y muchas familias con hijos pequeños y carros de bebés.

La proclama es una protesta contra las consecuencias de la especulación inmobiliaria, "una presión que no para de aumentar", según el escrito, donde se asegura que encontrar un piso de alquiler en Gràcia es una odisea, porque hay poca oferta, resultan carísimos y las condiciones contractuales acostumbran a ser abusivas. Muchos de los manifestantes llevaban una careta con la foto imprimida del rostro de Manuel Bravo Soriano, propietario del local donde se encuentra el 'banco expropiado', cuyo desalojo desencadenó disturbios y también graves altercados durante varios días consecutivos a finales de mayo.

La subida de los precios no solo afecta a los pisos, también a los locales a pie de calle, lo que ha obligado a muchas tiendas de proximidad a bajar definitivamente la persiana, y ello conlleva un encarecimiento de los productos que venden los nuevos propietarios de negocios. "Para muchas personas la solución pasa por marcharse a barrios más baratos. "Es una expulsión constante que está transformando la estructura social de Gràcia, convirtiendo al barrio en un lugar elitista".

El manifiesto valora que 'el banco expropiado' se ha convertido en símbolo de la resistencia. "Ha permitido situar en el centro del debate unos problemas que afectan a todos los vecinos y visualizar que es urgente frenar la escalada de precios. En caso de seguir así, estamos abocados a que Gràcia se convierta en un parque temático", reivindican las asociaciones firmantes, entre las que se encuentran la Associació Veïnal de la Vila de GràciaAmics i Amigues de la Violeta, la Assemblea Groga de Gràcia, el 'banco expropiado', la Torna, els Luïsos de Gràcia, el Sindicat del Barri de Gràcia y la Assemblea Llibertària.

David Fernàndez, exdirigente de la CUP, participó en la manifestación como vecino. "Esta protesta es imprescindible, urgente y necesaria. Los vecinos de Gràcia nos estamos convirtiendo en una especie de indígenas. El turismo, como cualquier industria, puede tener efectos devastadores. Es una nueva burbuja que nos está haciendo mucho daño y que encarece todo. El auge de los pisos turísticos nos hace la vida imposible. Antes alrededor del Ateneu La Torna vivían vecinos, ahora solo hay pisos que se alquilan por días. El ruido es insoportable", enumera Fernàndez.

0 Comentarios
cargando