Ir a contenido

EIXAMPLE

El gran do de pecho escolar

Unos 43.000 estudiantes participan en la Cantània, que acaba el lunes 6 en el Auditori

MARTA ALCÁZAR / BARCELONA

45.000 niños de las escuelas de Catalunya interpretan la Cantània 2016. Babaua: Les desventures de Mimí en ell Auditorio. / JORDI COTRINA

Nervios a flor de piel. Los primeros acordes invaden la imponente sala Pau Casals de L'Auditori (Lepant, 150) y cientos de voces entonan tímidamente la primera canción. Les acompañan ocho músicos y dos solistas con los que en pocos segundos ganan seguridad. Es el concierto final de la Cantània, una cantata escolar multitudinaria que se ha convertido en toda una institución en L'Auditori y que miles de escolares catalanes llevan preparando durante todo el curso escolar.

45.000 niños de las escuelas de Catalunya interpretan la Cantània 2016. Babaua: Les desventures de Mimí en ell Auditorio. / JORDI COTRINA

Con ésta, ya son 27 ediciones que suma el proyecto. Un gran coro de hasta 800 niños y niñas de entre tercer y quinto curso de primaria cantan en cada pase. Babacua: les desventures de Mimí es la cantata de este año, la historia de una joven que busca su amor compuesta especialmente para la ocasión por el contratenor Jordi Domènech con letra de Pere Riera.

Junto a L'Auditori, la Cantània se representa en otras localidades catalanas, como Granollers o Mataró, y 43.000 escolares la cantarán este 2016. La composición se ha exportado también a varias ciudades españolas y europeas.

EL TRABAJO DE TODO UN CURSO

Mar Alonso es una de las protagonistas de esta Cantània. Junto a su clase de quinto de primaria del CEIP Orlandai de Sarrià cantó en el concierto inaugural de L'Auditori el pasado 2 de mayo: "Estábamos nerviosos porque venían los padres y en el ensayo hubo algunos errores pero salió bien y fue muy divertido", recuerda. Los cantantes ensayan en el escenario apenas una hora antes del concierto, el resto del trabajo se ha hecho en la escuela y en casa. "Al principio parecía difícil porque eran muchas canciones pero las aprendimos todas y fue muy bien porque hacíamos cosas nuevas", recuerda Mar.

Los profesores de música de cada centro reciben varias sesiones de formación para trabajar todos los detalles del proyecto, desde la interpretación de la letra, hasta la modulación de voz o la logística sobre el escenario. "Son composiciónes con un nivel de calidad muy alto. La formación que recibimos es muy completa y nos mantiene al día de las nuevas tendencias musicales", comenta Blanca Pujol, maestra de música del CEIP Ponent de Terrassa. "Los niños se enriquecen en lo musical y en lo personal porque trabajan valores como el esfuerzo y la cohesión de grupo" comenta Pujol.

La Cantània viste de gala L'Auditori desde el pasado 2 de mayo hasta el 6 de junio. Las próximas sesiones -con entradas a 8 euros-tendrán lugar el 31 de mayo, 1, 2, 3 y 6 de junio (de 11.30 a 16.30 horas). Las caras de emoción de los padres que han acompañado a los menores durante los ensayos en casa, llena las gradas. "La Cantània da la oportunidad de conocer L'Auditori y nuestra oferta musical a familias que de otra forma no nos visitarían" destaca Violeta Amargant, jefa del servicio educatuvo de L'Auditori. La experiencia es para muchos "inolvidable".

Un espectáculo con 27 años de historia

Con 27 ediciones a sus espaldas, la Cantània sigue creciendo. Sus orígenes se remontan al curso 1989-1990 cuando los profesores de música de nueve escuelas de Barcelona idearon una actividad conjunta. Este año participan 980 escuelas catalanas. El proyecto se abrió a Catalunya en el 2002 y en el 2005 se exportó a localidades españolas como Madrid y Zaragoza, a Bélgica y a Alemania. Espacios emblemáticos como el Palau de la Música, el Gran Teatre del Liceu o el MNAC acogieron las primeras cantatas hasta la inauguración del Auditori en 1999. La Cantània estableció aquí su sede en el 2000 y desde el complejo musical se articula y diseña la cantata de cada año.

0 Comentarios