Ir a contenido

UNA ENTIDAD DE LES CORTS

La fiebre amarilla

El Cercle d'Estudis Orientals organiza proyecciones de películas, cursos de idiomas y jornadas temáticas La asociación lucha contra el cliché de 'freak' impuesto a los fans de lo asiático

SÍLVIA ALBERICH / BARCELONA

Hace casi dos décadas, en 1997, cuatro alumnos de japonés de la Escuela Oficial de Idiomas, unidos por la pasión por la cultura asiática y sorprendidos por la consideración violenta que en aquel entonces se le estaba dando a los dibujos animados nipones, decidieron crear el Cercle d'Estudis Orientals (CEO). Esta entidad nació como una asociación cultural adscrita a la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), donde tiene su sede (Jordi Girona, s/n), aunque muchas actividades, como las proyecciones de anime (dibujos animados), tienen lugar en el Casal de Joves de Les Corts (Dolors Masferrer, 33).

"La cruzada contra el anime japonés y la censura a la famosa serie Bola de Dragón, por ser considerada violenta, nos llevó a poner en marcha el CEO para demostrar que esa idea se alejaba mucho de lo que querían transmitir las series niponas", explica Teresa Pilar, presidenta de la entidad y una de las cuatro fundadoras. "En ese momento también había un gran auge del asociacionismo juvenil -añade- por lo que era un buen momento para iniciar este proyecto, pionero en el ámbito de la cultura asiática en Les Corts y en Barcelona".

La última actividad de CEO se realizó el 24 de abril, cuando se emitió la serie Erased. Asistió un nutrido grupo de adolescentes y adultos. Marina Cenzual López, estudiante de ESO de 16 años, fue con tres amigos. "Es la primera vez que vengo y, al ser gratis y en pantalla grande, era el plan ideal. Me gusta todo lo oriental y me apuntaré a más actividades", dice.

Cerca de ella, saliendo del auditorio donde se proyectó la serie, está Antonio Chillarón, informático, de 38 años, que no se ha perdido casi ninguna actividad del CEO desde su creación. "Intento asistir a todas las proyecciones, porque aportan algo distinto a la animación y películas occidentales", afirma.

Además de las proyecciones de anime, quincenales o mensuales, el CEO organiza pases de cine asiático, normalmente los viernes por la noche y en el auditorio de la Escola Técnica Superior d'Enginyeria Indistrial (Diagonal 647). "Las series animadas y las películas son gratuitas, se proyectan en versión original, están subtituladas en castellano o catalán y suponen una manera amena de mejorar el japonés, el coreano o el chino", destaca María del Mar Pérez, relaciones públicas del CEO. Esos tres idiomas son los que la entidad enseña en cursos intensivos de 20 horas en febrero y julio, durante las vacaciones universitarias.

Ni subvenciones, ni cuotas

A los pases y los cursos intensivos se suman las jornadas temáticas, que se celebran dos o tres veces al año y están focalizadas en un aspecto cultural concreto. "Suelen coincidir con alguna festividad japonesa y suelen asistir unas cien personas", asegura Pilar.

Desde hace años, la crisis afecta bastante a las actividades del CEO, que no recibe subvenciones ni cobra cuotas. "Intentamos mantenernos y seguir ofreciendo actividades de calidad, que se desmarquen de lo comercial. También luchamos contra el cliché de freak que se ha establecido a quienes nos gusta la cultura asiática, algo muy alejado de la realidad", concluye la presidenta del CEO.

0 Comentarios