Ir a contenido

CONFLICTO LABORAL EN TMB

Tres días para evitar el caos en el Mobile World Congress

La plantilla del metro dice 'no' por unanimidad a la propuesta de la dirección y mantiene las huelgas

La empresa lamenta que su plan no se haya explicado "de manera adecuada" a los trabajadores

Carlos Márquez Daniel

cmarquez32846746 barcelona 18 02 2016 barcelona asamblea de los 160218200427

Votación durante la asamblea de trabajadores de metro, la tarde del jueves en la sede de la UGT, en Barcelona.  / DANNY CAMINAL

Ahora sí que se acaba el tiempo. El conflicto laboral en el metro de Barcelona está en punto muerto a tres días de la inauguración del Mobile World Congress. La plantilla del suburbano ha celebrado este jueves dos asambleas, en los turnos de mañana y tarde, para decidir si acepta la única oferta que les ha hecho la dirección de TMB para desatascar la negociación del convenio colectivo. En ambos cónclaves ha habido unanimidad. O casi: 1.125 votos en contra y una abstención, según sus cifras. Así las cosas, sin milagro en el frontispicio ni reunión prevista al cierre de esta edición, los trabajadores están llamados a una huelga de 24 horas el lunes y el miércoles.  

servicios minimos huelga metro Barcelona

La dirección de la compañía y el comité de huelga -representación reducida del comité de empresa- celebraron el miércoles una reunión de sol a sol en la oficinas de Relacions Laborals de la Generalitat de Catalunya, que ejerce de mediadora. La compañía presentó su primera oferta en firme. En las asambleas ha quedado claro el sentir de los trabajadores ante el documento y ante el diálogo con los patronos: "Han intentado tomarnos el pelo", "esto es una burla constante", "esta será una batalla larga, estad preparados", "van a tener lo que se merecen" o "tener en cuenta que nos meterán desde todos lados, los medios, los políticos y los viajeros". Su mensaje se resume en la intervención de un espontáneo: "Que les quede claro que aquí mandamos nosotros". 

OFERTA DE MÁXIMOS

La empresa, por su parte, ha lamentado a través de un comunicado que no se haya valorado la propuesta, la cual, a su modo de ver, "no se ha expuesto de manera adecuada". "En poco más de media hora, sin tiempo para explicar y valorar el contenido y los beneficios que representa para los trabajadores, la asamblea, en la que han participado un porcentaje escaso de la plantilla, ya había votado y mantenido las huelgas", reza TMB, que recuerda, además, que la oferta "es el máximo legal que la empresa pública de metro puede ofrecer". También reitera "su firme voluntad de diálogo permanente", pero no hay agendada reunión alguna en las próximas horas o días.

La concejala de Movilidad y presidenta de TMB, Mercedes Vidal, comparte la opinión de que esta es "una buena propuesta porque mejora todos los puntos que el comité reivindica, en cuanto a temporalidad y sueldo". La edila, en declaraciones a este diario, sostiene que esta "es la oferta de máximos que el gobierno pidió a la empresa", y asegura que se seguirá "haciendo todo lo posible hasta el último minuto para evitar la huelga". Vidal lamenta que los trabajadores se levantaran de la mesa de negociación y señala que el plan de la compañía "no supone ningún retroceso laboral para la plantilla".

250 CONTRATOS A TIEMPO COMPLETO

La dirección plantea la ampliación a tiempo completo de 250 contratos, a razón de 50 cada año hasta el 2019. El comité, sin embargo, calcula que los compañeros en "situación precaria" son 600, y no aceptarán nada que no les incluya a todos "para no dejar a nadie de lado". La empresa, en su propuesta, también promete cubrir todas las bajas que se produzcan a partir de ahora. También hace referencia a un incremento salarial del 1% para este 2016, asegurando que la plantilla "no ha perdido poder adquisitivo" en los años de congelación salarial, algo que los sindicatos niegan porque exigen que se tenga en cuenta el IPC. 

Los servicios mínimos dictados por la Generalitat establecen que el metro de Barcelona funcione al 50% en las horas punta de los días de huelga convocados durante la celebración del MWC a partir del lunes. Según un comunicado del departamento de Treball, Afers Socials i Famílies, entre las 6.30 horas y las 9.30 horas de la mañana y las 16.00 y las 20.00 horas de la tarde circularán el 50% de los trenes que funcionan habitualmente en esa franja horaria de un día laborable.

El resto del día, es decir, durante las horas consideradas valle con menos afluencia de viajeros, los servicios mínimos garantizan la circulación de un 30% de los trenes del metro.

SERVICIOS MÍNIMOS

Los servicios mínimos no han satisfecho a TMB, que recuerda los peligrosos colapsos en andenes durante el paro del 2 de febrero. Habida cuenta de que a la ciudad llegan más de 100.000 congresistas, la empresa pide que el metro funcione al 80% en horas punta y al 60% en horas valle para poder garantizar la seguridad de los viajeros.

Mientras el conflicto laboral se enquista en TMB, John Hoffman, el presidente de GSMA, empresa que organiza el Mobile, ha explicado hoy que tiene preparado un 'plan B' por si la huelga se hace carne. Sin concretar demasiado, se ha referido a la flota de taxis y a compañías privadas de autocares. 

En el conflicto laboral del convenio de autobuses, el comité de empresa ha decidido este jueves convocar para el día 29 de febrero el referéndum con el que la plantilla votará si acepta o no el preacuerdo alcanzado por los sindicatos mayoritarios con la dirección de la empresa. Los sindicatos minoritarios han convocado paros de dos horas por turno el martes y el jueves de la semana que viene, en pleno Mobile. Solo si el referéndum se realizaba antes y los trabajadores aceptaban la propuesta de la empresa, las movilizaciones se habrían anulado. 

0 Comentarios
cargando