Ir a contenido

Barcelona ganará mil habitaciones de hotel en plena moratoria turística

Alrededor de una docena de proyectos aprobados antes de la restricción municipal abrirán este año

Al menos cinco establecimientos de cinco estrellas disparan la oferta de lujo en la ciudad, seguida por los de cuatro

Patricia Castán

Aspecto de una de las futuras habitaciones del Upper de Acta Hotels. / EL PERIÓDICO

nuevos hoteles
nuevos hoteles
nuevos hoteles
nuevos hoteles
nuevos hoteles

/

Que nadie se sorprenda si descubre, uno tras otro, rutilantes hoteles recién abiertos a lo largo de este año. La polémica moratoria de licencias de alojamiento turístico dictada por el Ayuntamiento de Barcelona puede ralentizar el crecimiento los tres años siguientes. Pero de momento este 2016 verán la luz unas mil habitaciones nuevas que corresponden a una docena de proyectos aprobados antes de la paralización de permisos, donde destaca de nuevo el peso de las categorías superiores. Al menos cinco establecimientos de cinco estrellas ultiman su lanzamiento, seguidos por media docena de cuatro y unos pocos de tres. 

Las previsiones de este año aún bailan porque los últimos meses han sido complicados para el sector. Al margen de la moratoria, el equipo de Ada Colau ha mirado con lupa cualquier modificación o ajuste en licencias preotorgadas, lo que ha generado retrasos y podría hacer que algún nuevo hotel no pudiera cumplir con el calendario previsto. En la consultora especializada Bric Consulting mantienen que los ajustes municipales afectarán ya a los estrenos de este año, aunque las cifras son similares a las de los últimos años. Serán más evidentes el que viene y el siguiente, mientras que el futuro a medi plazo está por ver en función de que el ayuntamiento abra más o menos el grifo con el plan especial de regulación de los alojamientos turísticos que se aprobará en primavera

INCERTIDUMBRE

No obstante, ni en el Gremi d'Hotels se atreven a vaticinar lo que está por suceder, tan solo constatan que incluso con las plazas ganadas durante el 2015 la ocupación media del año (por cerrar) será algo mejor que el 76,3% del 2014. En el sector sí se da por hecho que la ciudad verá frenado el fuerte ritmo inversor de los últimos años, que la dejaba solo por detrás de las capitales británica y francesa en el ránking europeo. Ahora, es Madrid quien se frota las manos con la vista puesta en las inversiones que se se descabalgan de Barcelona y L'Hospitalet quien trata de tomar algo de relevo. Pero en paralelo, los barrios con más saturación turística de la capital catalana reclaman un freno al turismo,que traducen en una reducción de la oferta de camas.

Oferta para todos los bolsillos

Barcelona cerró el 2015 con 381 hoteles que representan casi 34.600 habitaciones y un total de 67.603 plazas. A estas hay que sumar albergues, pensiones y hostales que quedan fuera del censo del Gremi d'Hotels. Por categorías, la categoria de 5 estrellas Gran Lujo suma 16 establecimientos, frente a 13 de cinco estrellas, 25 de cuatro superior, 134 de cuatro estrellas, 118 de tres, 38 de dos y 37 de una. Por su tamaño, en volumen de habitaciones se imponen los cuatro estrellas que suman casi un total de 30.000 plazas. Pero en los últimos años están emergiendo muchos establecimientos que aunque se califican como hostales de pocas estrellas se distinguen por su diseño y alto confort, multiplicando las opciones de Barcelona, que también cuenta con 9.606 pisos turísticos legales, y un centenar de albergues con más de 8.000 camas.

Pese a que la suspensión temporal de licencias dictada por Colau a mitad del 2015 ha dejado aparcados 35 proyectos (especialmente concentrados en Ciutat Vella y el Eixample), otros 36 tenían licencia previa y otros 6 disponían de certificado y permiso solicitado antes de la medida y 9 despegarán por silencio administrativo. Todos ellos irán cuajando en los próximos años. Para la consultora CBRE, la caída de la inversión además es transitoria porque en cuento la regulación del sector se aclare, el interés por abrir plazas en Barcelona se retomará.

De momento, algunos de hecho pisarán el acelerador en la ejecución por lo que pueda pasar. Las llegadas de las supercadenas internacionales como Hyatt o Four Seasons siguen en el aire pendiente de la ordenación local, pero los grupos más consolidados en Barcelona no perderán comba. En algunos casos, tras retrasos que impidieron su debut el año pasado. Catalonia, H10, Barceló, Yurbban, Iberostar, Room Mate, Aqua Hotel... ampliarán su cuota en solo unos meses.

También se culminarán reformas de hoteles ya existentes. Las encabeza uno de los dos edificios del Condes de Barcelona que a mitad de febrero resurge como Monument Hotel, de gran lujo, en una confluencia del paseo de Gràcia. No es nuevo pero será una de las estrellas del año, ya que se trata de una reforma integral en la Casa Enric Batlló, un palacete de inspiración neogótica, que ahora tendrá 84 habitaciones incluida una supersuite de 85 metros cuadrados y alta gastronomía.

 

Temas: Hoteles Turismo

0 Comentarios
cargando