Ir a contenido

SETENCIA 'IN VOCE'

Condenado a dos años de prisión un joven nazi por grabar un vídeo de una agresión racista en el metro

El magistrado sustituye la privación de libertad por la asistencia a cursos de prevención de la violencia y derechos humanos

El reo admite los hechos tras el acuerdo entre las acusaciones para rebajar la pena inicial de tres años de cárcel

J. G. Albalat

El vídeo publicado en YouTube que muestra la agresión a un joven de rasgos orientales en el metro de Barcelona. / YOUTUBE

Un juez de Barcelona ha condenado a dos años de prisión a Jaume S. M., el joven de ideología nazi que grabó con un móvil la agresión a un muchacho de origen mongol en el metro de Barcelona el 28 de junio del 2014. El magistrado ha dictado una sentencia 'in voce' de conformidad y ha suspendido la pena de privación de libertad a cambio de la asistencia del imputado a un curso de prevención de la violencia y otro sobre derechos humanos.

La sentencia de conformidad ha sido posible gracias al acuerdo entre la defensa, la fiscalía y el Ayuntamiento de Barcelona, que ejercía la acusación popular. Jaume S. M. ha admitido los hechos y ha pedido perdón, por lo que el fiscal ha rebajado la pena que inicialmente socilitaba de tres años de cárcel por un delito contra la integridad moral y otro de provocación a la discriminación por motivos racistas. El acusado, además, se ha comprometido a pagar una indemnización de 9.000 euros a la víctima, así como a no abrir cuentas en redes sociales durante tres años. Si comete un delito durante ese periodo la suspensión de la condena quedará anulada.

El adolescente ruso que cometió la agresión, Vladislav, ya fue condenado el pasado mes de diciembre por un juez de menores a seis meses de internamiento en régimen cerrado y a un año de libertad vigilada, si bien ya había cumplido parte del internamiento y el resto quedaba en suspenso a expensas de su conducta. También fue condenado otro menor, Aleix, por proferir insultos a la víctima.

El escrito de acusación del fiscal Miguel Ángel Aguilar, aceptado este lunes por el adulto imputado, relata que Jaume S. M. y los dos menores accedieron al metro de Barcelona en la estación de la plaza de Universitat. Subieron a un vagón y a la altura de la parada de Fabra i Puig, sobre las 22.55 horas, se pusieron de acuerdo para perpetrar una agresión, con el objetivo de "menoscabar la integridad física y denigrar la dignidad de la persona por el simple hecho de ser extranjero”.

"¿QUÉ TE PASA A TI, CHINO?"

Guiados por "móviles racistas y xenófobos", prosigue el fiscal, "seleccionaron" a un pasajero al ver sus rasgos asiáticos. Era Sandujav, nacido en Mongolia y que se encontraba "confiadamente" sentado en el vagón. El menor Vladislav se puso delante de él, a escasos centímetros, "acosándole física y verbalmente" y diciéndole de forma despectiva: “¿Qué te pasa a ti, chino?”. Le increpó y le exigió que abandonara el lugar, mientras el acusado Jaume S. M. y su hermano menor se situaban justo al lado, “reforzando su intimidatoria acción, jactándose y riéndose de los actos vejatorios de Valdislav”, destaca la acusación.

Jaume S. M., tal y como habían planeado, comenzó a grabar con su móvil toda la acción. Vladislav, de “forma súbita y sumamente agresiva”, con ánimo de humillar a la víctima, según el fiscal, comenzó a darle puñetazos, sobre todo en la cara. Los golpes no cesaron hasta que intervinieron otros usuarios del metro.

COLGADO EN INTERNET

Después de los hechos, Jaume S. M., “persona que profesa una ideología nacional socialista”, según la acusación, con el fin de hacer propaganda masiva de su “violenta acción”, colgó el video que grabó en diferentes redes sociales de internet bajo el título “pegando al chino”. El imputado consiguió su objetivo: propagar de forma indiscriminada por internet los hechos. Jaume S. M. borró después sus cuentas en las redes sociales.

Temas: Racismo

0 Comentarios
cargando