Ir a contenido

Tres rutas para conocer de cerca la riqueza del barrio del Raval

La historia, la música y la economía social y solidaria son los principales ejes temáticos

DARÍO REINA / BARCELONA

Una de las rutas recorre proyectos de economía cooperativa, social y solidaria del Raval.

Una de las rutas recorre proyectos de economía cooperativa, social y solidaria del Raval. / periodico

Hace tiempo que se disparó la oferta de rutas monográficas para profundizar en la historia y la cultura de Barcelona. Recorridos para conocer desde los mitos y leyendas que rodean los barrios más céntricos a otros que repasan las obras de arte urbano o los vestigios de una ciudad canalla. Pero desde hace unos meses, tres nuevas rutas se suman a la lista, con la ventaja de que son gratuitas (su coste es asumido por el Ayuntamiento de Barcelona).

Se trata de tres recorridos promovidos por Raval Cultural para dar a conocer este barrio y despertar el interés por su gran oferta cultural, histórica y patrimonial.

“Nos dirigimos, en primer lugar, a los vecinos de la zona, para que conozcan su riqueza y se familiaricen con su realidad más cercana. Por otro lado, nos dirigimos también al resto de barceloneses”, explica Elisa Vela, coordinadora de las rutas. Y la valoración que la técnico hace del funcionamiento de las mismas no puede ser más positiva: “El hecho de que nos quedemos sin plazas libres a los pocos días de abrir las inscripciones es el mejor síntoma de la aceptación que han tenido”. 

Cada ruta tiene un máximo de 26 plazas y está conducida por guías profesionales. En la página web www.bcn.cat/ravalcultural se publican las fechas de las próximas convocatorias.

Ruta Histórica

Pinceladas de historia del Raval invita a realizar un viaje por más de dos milenios de historia del barrio. Desde sus orígenes como puerta de entrada a la ciudad, su incorporación a la ciudad medieval como gran espacio de cultivo intramuros, su función de carácter asistencial durante la edad moderna y la multiplicación de espacios conventuales en todas sus calles, la conversión del barrio a partir de la industrialización de los siglos XVIII y XIX o el advenimiento del famoso barrio chino a principios del siglo XX.

En sus explicaciones, el guía tiene en cuenta la transformación del barrio y los contrastes que encontramos en la actualidad: una mezcla de centros de cultura, espacios de ocio y un entramado de callejuelas que aún esconden la esencia originaria del barrio. 
Entre otros espacios, la ruta se detiene en el antiguo monasterio de Sant Pau del Camp, la antigua fábrica textil de Can Ricart o el recinto del antiguo Hospital de la Santa Creu.

La ruta de la Música

Raval BSO. El corazón musical de Barcelona. Este es el sugerente título de un circuito (en el que ha participado el Taller de Músics) que pretende reflejar el caldo de cultivo creativo que es el barrio, donde la música adopta formas y estilos muy diversos. Esto lo ha convertido en un foco de actividad musical de referencia histórica en Europa, donde han recalado los principales nombres y tendencias del siglo XX, desde el jazz, al flamenco, pasando por el rock, o el cuplé.

Aún hoy, el Raval es un prolífico punto de encuentro de cantos ibéricos, ritmos americanos y músicas europeas, engendrando un estilo genuino, la rumba catalana.

En el Raval han convivido el Gran Teatre del Liceu y el desaparecido Cal Manquet, prostíbulo y café donde debutó Carmen Amaya, el jazz más vanguardista y el canto coral de los obreros fabriles, los bares musicales más underground y las melodías más sacras. Pero, como muestra la ruta, la música aquí no solo es cosa de los profesionales.

Economía social

Como parte  integrante de un proyecto más amplio que pretende mapear la economía social y solidaria del barrio, nació esta tercera ruta, innovadora tanto en contenido como en forma. Está impulsada por el distrito de Ciutat Vella, Barcelona Activa (proyecto Treball als barris) y La Fàbrica del Sol, en colaboración con Setem, la Xarxa d’Economia Solidària y la fundación Tot Raval.

Según su responsable, el objetivo de la ruta es doble. Por un lado, dar a conocer a los participantes diversas opciones para consumir de forma más justa, equitativa y solidaria. Por otro, completar la lista de proyectos de economía cooperativa, social y solidaria del Raval.

En este sentido, el itinerario recorre diferentes proyectos del barrio, con muy distinta naturaleza: tiendas, restaurantes, cooperativas de producción, etcétera. Entre los establecimientos visitados (estos pueden variar en cada edición) hay un taller de inserción sociolaboral, una cooperativa de consumo responsable (con productos de proximidad y ecológicos); una cooperativa de trabajo o un proyecto de banca ética (Oikocredit). 

0 Comentarios
cargando