Ir a contenido

La brecha entre los barrios más ricos y los más pobres se ensancha

El ayuntamiento defiende que las cosas van mejor y que el informe le sirve para saber dónde invertir

La renta familiar disponible en Sarrià-Sant Gervasi creció 10 puntos en el 2013 y cayó uno en Nou Barris

CRISTINA BUESA / BARCELONA

La distancia entre los barrios más pobres y los más ricos se amplía. La diferencia entre la renta familiar disponible en Trinitat Nova o Vallbona, ambos en el distrito de Nou Barris, o la que tienen en Pedralbes o las Tres Torres, en Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi respectivamente, es abismal. El informe anual que elabora el Ayuntamiento de Barcelona pone cifras a unas desigualdades que denuncian hace tiempo vecinos, entidades del tercer sector y oposición. El equipo de gobierno subraya que la foto le sirve para conocer al detalle qué pasa en la ciudad y actuar.

Las seis peores posiciones de los 73 barrios de la ciudad las acapara Nou Barris. Cinco de las seis mejores posiciones pertenecen a Sarrià-Sant Gervasi. Si la renta familiar disponible por cápita en el 2013 fue de 18.761 euros anuales y esta se considera 100, en Sarrià-Sant Gervasi escalaron hasta los 186,7 puntos de media (9,7 más que en el 2012) . En el otro extremo, hacia abajo, están los 56,2 de Nou Barris (uno menos que el año anterior) o los 74,4 de Sant Andreu.

Botella medio llena

No obstante, en el consistorio prefieren ver la botella medio llena. Admiten que hay disparidad pero prefieren subrayar que "se está rompiendo la inercia" y que "se está desacelerando el decrecimiento", en palabras del primer teniente de alcalde portavoz municipal, Joaquim Forn. Para justificarlo esgrimen que en siete de los diez distritos se ha evolucionado a mejor entre el 2012 y el 2013 y en los otros tres el empeoramiento ha sido de entre uno y dos puntos.

Pero esos son los grandes números de la radiografía. Si se opta por hacer un TAC, que en medicina ofrece mucha más información sobre la dolencia, se descubre que quienes en los barrios ricos sufrieron los estragos de la crisis no solo se han recuperado sino que además están mucho mejor de lo que estaban en el 2007. Eso sucede en Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts y el Eixample. En el otro extremo han vivido una situación completamente opuesta. Puede que hayan estabilizado su renta en el último año, pero ni por sueños vuelven al estadio en el que se situaban seis años atrás. Esto se ve claro en Nou Barris, pero también en Horta-Guinardó y Sants-Montjuïc.

Junto a Forn ayer estaba la gerente adjunta de proyectos estratégicosPilar Soldevila, que fue la encargada de desgranar cómo se calcula esta renta familiar disponible. Expuso que las rentas del capital, es decir, los beneficios empresariales, la bolsa o los activos financieros se han revalorizado hasta el 21,4% en un año. Esto beneficiaría a los barrios donde la economía de la población se basa en estos ingresos.

Ciutat Vella responde

Por el contrario, en las zonas donde los índices de paro son más altos han visto cómo bajaba el 2,3% la prestación de desempleo. "Barcelona sigue siendo una ciudad de clases medias, pero su peso ha bajado", comentó Soldevila. La calificación académica, la situación laboral, el parque automovilístico o el precio de las viviendas de segunda mano son los indicadores usados para calcular el índice.

Donde menos se invierte por cápita es en Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi, subrayó Joaquim Forn. En cambio, Ciutat Vella, Sant Martí y Nou Barris encabezan la lista. El teniente de alcalde insistió en que el presupuesto social del ayuntamiento es el mayor de su historia y que esta inyección inversora en atención a las necesidades básicas, empleo o vivienda social al final da resultados, como en Ciutat Vella, sostuvo.

Temas: Pobreza

0 Comentarios