Ir a contenido

Nueva etapa para una infraestructura a pie de playa

La megadisco de Nouvel 'alargará' la Diagonal hasta el Port Fòrum en el 2013

Los promotores aspiran a convertir el litoral en «referente europeo» con el apoyo de Sant Adrià

El proyecto de Amnesia BCN, con una inversión de decenas de millones, resucitará el complejo

PATRICIA CASTÁN
BARCELONA

De ser un espacio casi desierto sin más actividad que la de los barcos y yates atracados en su marina, a convertir el litoral de Sant Adrià en «referente europeo» con la macrodiscoteca Amnesia Barcelona, para 7.000 personas, como buque insignia. El ambicioso proyecto de ocio y servicios para el Port Fòrum podría sonar a locura de no ser por los nombres que lo suscriben: el del empresario Martín Ferrer (al timón también de la legendaria Amnesia de Eivissa) y el archipremiado arquitecto Jean Nouvel, que con el nuevo templo del ocio pondrá el broche -se espera que de oro- a la nueva Diagonal que él mismo empezó a dibujar con la torre Agbar.

La disco, que se situará sobre la plataforma que cubre parte de los locales del Port Fòrum (los que lindan con la playa de Sant Adrià), no forma parte oficialmente de la Diagonal -o sería un imaginario número negativo, ya que el Hotel Zero marca el inicio real, a pie de Fòrum-, aunque remata la línea recta que se traza desde Glòries hasta el mar.

Como ya avanzó EL PERIÓDICO el pasado 10 de agosto, Amnesia y Nouvel formaban un dúo candidato que, en simbiosis, podía activar la estructura de locales que la crisis sumió en el olvido y el desuso. Finalmente, Ferrer cerró el contrato hace unas semanas, tras lograr el visto bueno del Ayuntamiento de Sant Adrià a su proyecto. Compró a Montemar la explotación de casi 70 locales comerciales (hasta el 2031), en el extremo de los cuales levantará la disco de casi 4.000 metros cuadrados más otros 3.000 de terrazas. De esa manera, el empresario se asegura garantizar «la calidad de los futuros compañeros de viaje», explica a este diario, en alusión a los restauradores y comerciantes y otros empresarios que quieran alquilar los espacios. Este blindaje, solo posible con una inversión millonaria, evitará que una eventual invasión de negocios cutres o que rompan la cuidada planificación para la zona. Se asegura así que no se convierta en un eje de turismo barato, subraya.

Nouvel prepara ya el proyecto definitivo de la discoteca, que recordará mucho a la original de Eivissa. Tendrá una planta a nivel y otra superior, a modo de anfiteatro, con cristaleras, elementos metálicos acordes al entorno y muchas sorpresas. El creador, muy ilusionado con la que será su primera discoteca, cuenta como estudio de arquitectura asociado en la ciudad con BC10, que asumirá los aspectos más funcionales del proyecto, presupuestado en decenas de millones de euros.

En cambio, para Martín Ferrer será su último gran reto como empresario del ocio, por lo que no escatimará en recursos para que «en dos o tres años se hable de Amnesia Barcelona en todo el mundo». Un restaurante completará el club, aunque este generará actividad que irá mucho más allá de la noche.

De hecho, Sant Adrià se negó inicialmente a cobijar ocio en su zona Fòrum, y ha sido el potencial de la propuesta lo que ha motivado su interés y aprobación. Y es que el complejo ejercerá también de dinamizador de la playa que queda a su izquierda. A la derecha, en cambio, tiene los atraques de decenas de barcos, incluidos yates de lujo de jeques árabes. El director general de Marina Port Fòrum, Joan Conde, señala que la comercialización de estos fue un éxito desde el principio, mientras que la de los locales no prosperó de manos del primer titular de la explotación, Montemar. Confía en que el nuevo rumbo de la zona saque partido por fin a sus posibilidades, ya que hasta ahora solo una quincena de espacios tienen uso, bastantes de ellos de tipo administrativo.

CALENDARIO / Está previsto que el proyecto ejecutivo quede listo en pocas semanas y que las obras comiencen en unos tres meses. Si todo va bien, Amnesia Barcelona será una realidad el verano del 2013, aunque los establecimientos comerciales podrían demorarse algo más, ya que la idea es seleccionar sin prisas los arrendatarios, con marcas muy potentes en ciernes. Más de mil plazas de párking (700 cubiertas, ya realizadas) completan la oferta lúdica, comercial (en la proporción que establece el plan de usos de la zona) y de servicios. Ferrer destaca, además, que todo el complejo abrirá a diario y se nutrirá tanto de público barcelonés como vacacional.

0 Comentarios