Ir a contenido

sector en auge en la capital catalana

El rugbi llena los hoteles de BCN

El turismo y 30.000 franceses que acuden a un partido abarrotan los establecimientos

PATRICIA CASTÁN
BARCELONA

esta vez no ha hecho falta ninguna macroferia para que los hoteles de Barcelona cuelguen esta noche el completo. La coincidencia de un partido de rugbi (hoy) que atraerá a más de 30.000 franceses, sumado al buen tiempo que propicia el turismo de europeos de fin de semana en la ciudad y muchos grupos de estudiantes de fin de curso ha llenado hasta la bandera el alojamiento local.

Ayer, quienes buscaban un hotel para una escapada descubrían con estupor que apenas quedaban un puñado de opciones a precios disparados, como era de esperar.

El partido de rugbi entre el USAP y el Toulon en el Estadi Olímpic de Montjuïc arrastrará a más de 30.000 franceses, buena parte de ellos de Perpinyà, que pasarán el fin de semana en Barcelona. El partido se juega en la capital catalana porque precisa un recinto grande que ninguno de los equipos tiene en su ciudad.

Anoche ya quedaron pocas camas libres en la capital catalana, pero el día punta será hoy. Buscadores como booking.com, que cuenta con una oferta de 608 establecimientos entre hoteles y aparthoteles de Barcelona y su área metropolitana, daba solo opción en 11 establecimientos. La mayoría era de cuatro estrellas o más y cotizaban a entre 300 y 500 euros la noche.

Menos posibilidades aún daba la web oficial de Gremi d'Hotels, casi sin oferta y con tarifas hasta los 550 para un cuatro estrellas.

Diversos hoteles consultados señalaron que la ocupación de este fin de semana es claramente vacacional y que fusiona tanto al mencionado desembarco francés como a turistas de diversos países europeos venidos para el fin de semana y aprovechando el verano adelantado que vive estos días la ciudad. La presencia de estudiantes de viaje de final de curso era también notoria por el centro.

ALTO ESTATUS / Y destacada es también (pese a su anecdótico volumen en viajeros) la llegada de varios jeques árabes. Se alojan en diversos hoteles de lujo y están realizando gastos astronómicos en compras y restauración. Barcelona vivió el año pasado su récord turístico y este año, según las previsiones, se superará. Más información en página 56.

0 Comentarios