Ir a contenido

LAS ROTACIONES EN EUROPA

Messi entra en una nueva era

Valverde deja en el banquillo a la estrella por segunda vez consecutiva en la Champions

Jordi Tió

Valverde da instrucciones a Messi antes de entrar a jugar contra el Sporting de Lisboa.

Valverde da instrucciones a Messi antes de entrar a jugar contra el Sporting de Lisboa. / JORDI COTRINA

Con Ernesto Valverde, el hombre tranquilo, el barcelonismo empieza a entender que vivirá situaciones jamás vistas con Messi. No las que pasan dentro del terreno de juego, donde Leo ha hecho cosas inimaginables con el balón en los pies en la última década, sino fuera del campo. Y es que también era impensable que el mejor jugador de todos los tiempos encadenara dos partidos consecutivos de Champions sentado de entrada en el banquillo. Sucedió ya en Turín, hace dos semanas, cuando solo disputó la última media hora ante la Juventus en un duelo con el primer puesto todavía en juego. Este martes, con todo decidido, volvió a quedarse en el banco, asumiendo que cumplidos los 30, y con un Mundial esperándole en Rusia, toca administrar de la mejor manera las fuerzas y los minutos de una larga temporada.

De los últimos cinco partidos del Barça, Messi no ha salido de titular en tres, los dos de Champions y también el de Copa ante el Murcia en el Camp Nou, en una doble eliminatoria en la que no jugó un solo minuto. Es la nueva era que Leo ha iniciado de la mano de Valverde, entendiendo y asumiendo que sus piernas necesitan más descanso, seguramente todo lo contrario de lo que le pide su inagotable talento. Aunque curiosamente, no es la primera vez que en Europa el argentino se queda por dos veces fuera del once titular. Ocurrió en el 2006, ante el Levski y el Werder Bremen. Han tenido que pasar 11 años para ver algo igual.

Aburrido en el banco 

Descansó Messi en la primera parte y se aburrió en el banco viendo el insulso duelo. Quizá por eso no paró de hablar con De la Fuente, el entrenador de porteros. También se debió distraer durante unos instantes Messi cuando vio las gradas del estadio (acudieron 48.336 espectadores) brillando por las luces encendidas de los móviles. Era el minuto 10 y la iniciativa era para recordar a los presos políticos que siguen en prisión. Un acto reivindicativo que fue acompañado con gritos de «libertad» y que se repitió en el mismo minuto de la segunda mitad.

El tedio se acabó justo al iniciar el segundo tiempo. Salio Messi a calentar y el Camp Nou se animó. Muchó más cuando saltó al terreno de juego (m. 53), instante que prácticamente coincidió con el gol de Alcácer. De las botas de Leo, como siempre, surgió lo más destacable ofensivamente, incluso hizo lucir a Rui Patricio de un colocado zurdazo, pero el divertimento final lo puso el exazulgrana Mathieu, que marcó en propia puerta el 2-0 tras un desafortunado rechace defensivo, una error que ya había sufrido en alguna ocasión en su etapa barcelonista. 

Rakitic: "Hay que cuidar a Messi"

«Siempres prefieres que esté Leo, pero se entiende que a veces tiene que descansar para que esté fino en cada partido. Hay que cuidarle», destacó Rakitic. «Los jugadores saben que tenemos mucha acumulación de partidos, no es tan difícil de entenderlo, es mucho más sencillo», agregó Valverde sobre la suplencia del mejor del mundo, una situación que ya no es nueva en el Barça.


 

0 Comentarios
cargando