Ir a contenido

Neymar se va

Crónica de la despedida del futbolista brasileño, que anuncia su marcha del Barça para recalar en el París Saint Germain

Joan Domènech / Barcelona

Neymar conduce su coche, este miércoles en Sant Joan Despí

Neymar conduce su coche, este miércoles en Sant Joan Despí. / MANU FERNÁNDEZ (AP)

Después de dos semanas  fomentando las especulaciones y creando un clima de inquietud en el Barça, Neymar junior tardó media mañana en anunciar que se marchaba. Y lo hizo, tomando inmediatamente un avión privado. Hacia Oporto, en una escala técnica donde aguardará acontecimientos; es decir, que el Paris Saint Germain le entregue un cheque de 222 millones que le permita liberarse del contrato que tenía con el Barça hasta el 2021. Sin hablar, pasó por la ciudad deportiva para despedirse de sus compañeros, acudió a las oficinas para confirmar que se va y se trasladó al aeropuerto.

Neymar y su padre abandonan Barcelona rumbo a París. La nueva publicidad sin Neymar jr. / JOSEP LAGO-AFP / ATLAS VÍDEO

El Barça anuncia que retiene la prima de renovación de Neymar hasta que pague la cláusula

El desenlace del serial protagonizado por el futbolista brasileño tuvo un final fugaz en contraste con la lenta sucesión de los capítulos previos, salpicados de rumores, incertidumbres, y filtraciones interesadas. El Barça guarda todavía la compostura formal que parece anacrónica a tenor de los acontecimientos.

La tienda del Camp Nou donde aún se encuentran camisetas de Neymar en lugares menos visibles / jordi cotrina

Permiso temporal

"El jugador continúa con contrato en vigor con el FC Barcelona, pero con permiso temporal para no participar en las sesiones de entrenamiento», expuso la entidad en un comunicado, anunciando también que remite a Neymar a pagar la cláusula de rescisión. «El PSG va a pagar en las próximas horas", aseguró Wagner Ribeiro, uno de los agentes de Neymar, que en su día negoció su traspaso al Madrid y ahora interviene en su marcha al club francés. La presentación en París será este fin de semana.

Ribeiro era uno de los integrantes de la comitiva que formó el clan en su, tal vez, penúltimo recorrido por la ciudad –falta acabar la mudanza–y que pasó por Sant Joan Despí y las oficinas de Arístides Maillol con destino último del aeropuerto. Mientras tanto, algunos ya excompañeros de Neymar devolvían la despedida publicitándola en las redes sociales. Una de las más emotivas fue la de Leo Messi"¡Fue un placer enorme haber compartido todos estos años con vos".

Valverde, sin tridente

La primera escala tuvo lugar en la ciudad deportiva. Neymar confirmó a Ernesto Valverde que se iba y desmontaba el tridente sobre el que pensaba edificar su proyecto en la temporada de su debut. A continuación, acudió al Camp Nou.

En ausencia de Josep Maria Bartomeu, el presidente, le atendieron a él y a su padre Òscar Grau (director ejecutivo), Raúl Sanllehí (director de fútbol y el negociador de su fichaje en el 2013) y el directivo Enrique Tombas (tesorero), quienes les repitieron que quedaba retenida en un notario la prima de 25 millones como pago extraordinario a la renovación del contrato firmado en octubre.

Retirada la publicidad de Neymar del edificio de El Corte Inglés del Portal de l'Àngel. / SILVIO FALCÓN

La prima de 25 millones es la segunda parte del total: Neymar ya cobró un plazo el año pasado más 25 millones de ficha

Esta cantidad corresponde a la segunda parte de ese premio. Neymar padre ya cobró un plazo la temporada anterior (16-17), la primera del nuevo contrato. El club no quiso desvelar la cuantía de ese pago. Una versión apunta a que el total de esa prima era de 40 millones, con lo que habría cobrado 15 adicionales a la ficha anual, que rondaba los 25 millones; otra estimación es que podría haber sido de 25, justo la mitad de lo que se adeuda en ese segundo pago embargado «hasta la resolución del caso», según la nota del Barça.

Con Maxwell

Esa resolución parece inminente, según anuncian medios franceses. Le Parisien informó que el vuelo a Oporto, donde se encontraría el grupo con Maxwell, exjugador del Barça y del PSG retirado esta campaña, era una maniobra de distracción. El jugador volaría este jueves en París, sería presentado el viernes y acudiría el sábado al debut del PSG en la Liga, ante el Amiens en el Parque de los Príncipes (17 h.).

De ser así, el Barça respirará tranquilo, sin temer por la dilación en el pago que retrasaría la planificación deportiva. Necesita los 222 millones para acometer la compra del nuevo 11 del equipo. El expresidente Joan Laporta interpretó a su modo la pérdida de la estrella brasileña: "La marcha de Neymar es una prueba más de la incompetencia de esta junta y por problemas económicos necesitan venderlo sin que se note".

El Liverpool, de 10 a 100

Sea una venta, un traspaso o el pago de una cláusula, el club se mantiene firme en cobrar 222 millones –así se lo transmitió a los Neymar– y negociaría el pico que corresponden a los impuestos, dependiendo de si los paga el futbolista o el PSG en su nombre. El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, anunció que no aceptaría el pago si procede del PSG porque vulneraría el fair play finnciero de la UEFA.

El sustituto será otro brasileño de 25 años: Philippe Coutinho, del Liverpool, que estuvo medio año en el Espanyol

Consumada la mala noticia del adiós de un futbolista extraordinario, que ha marcado 105 goles en 186 partidos y ha colaborado en la conquista de 10 títulos, los ejecutivos intentan cerrar el fichaje de Philippe Coutinho, otro brasileño de 25 años nacido en Río de Janeiro, pasó por el Espanyol la segunda mitad de la Liga 2011-12. Pertenece al Liverpool, que pagó 10 millones al Inter en enero del 2013. Ahora pide 100.

0 Comentarios
cargando