Ir a contenido

Florentino irá al juicio del 'caso Neymar'

El Grupo DIS cita a declarar al presidente del Madrid para que aclare la intervención del club blanco en el fichaje del futbolista por el Barça

Joan Domènech

Florentino Pérez, a su llegada a Cardiff el pasado 2 de junio.

Florentino Pérez, a su llegada a Cardiff el pasado 2 de junio. / periodico

Florentino Pérez tendrá que acudir a declarar en el juicio sobre el llamado caso Neymar 2. El dirigente comparecerá como testigo para precisar cuál fue la participación del Real Madrid en el largo proceso de negociaciones entre el futbolista, sus padres, el FC Barcelona y el Santos y que acabó, tras el fichaje de Neymar por el Barça, en un largo contencioso judicial al que no se le adivina un final cercano. El Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional dictó el auto de apertura de juicio oral que aún no tiene fecha de celebración. Tan solo se han presentado los escritos de acusación y defensa.

La participación del dirigente madridista ha sido reclamada por el Grupo DIS, que presentó una demanda por un presunto delito de corrupción en los negocios y uno de estafa impropia en la modalidad de simulación contractual acusando a Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, los dos últimos presidentes del Barça; a Neymar, sus padres (Neymar da Silva y Nadine Goncalvez); Odilio Rodrigues (presidente del Santos) y al Barça, el Santos y N&N, la empresa de los progenitores del futbolista, a quienes reclamaba multas, penas de cárcel y castigos de inhabilitación.

Texto Alternativo

JUAN MANUEL PRATS

Rosell y Bartomeu llegan a la Audiencia Nacional de Madrid en febrero del 2016.

Florentino Pérez debería confirmar en su intervención las intervenciones del club blanco en la frustrada adquisición de Neymar. Tres, en concreto, según se deduce de los escritos de los abogados de DIS.  

Florentino debería ratificar las mejores ofertas que presentó el Madrid en septiembre del 2011 y abril y mayo del 2013

La primera se produjo en septiembre del 2011. Se conoce por la declaración en el sumario de André Cury, intermediario brasileño y trabajador actual del Barça, expresando la voluntad azulgrana de pagar la cláusula de rescisión del futbolista. En aquel entonces era de 45 millones.

EL APRETÓN QUE NO SIRVIÓ

El Barça ofreció 10 millones más en variables al Santos (55) y, tras el acuerdo, sellado con un apretón de manos con Luis Álvaro de Oliveira, el presidente del Santos en aquella época y ya fallecido, éste se descolgó con que había recibido una propuesta del Madrid, y exigía 5 millones más. El Barça lo consideró poco serio y se apartó de la operación. Aparentemente. En noviembre pactó con Neymar y su padre.

La defensa de Bartomeu

José Ángel González Franco niega las acusaciones de estafa y corrupción. El abogado recuerda que la representación y liderazgo del club pertenecía a Rosell, el presidente, y atribuye la firma de Bartomeu en uno de los contratos como un acto "meramente protocolario". Ni existe corrupción entre particulares porque no hubo sobornos ni el Barça adquirió ventaja al adelantar 10 millones a Neymar y garantizarle otros 30 cuando firmara. González Franco niega también la simulación contractual porque el amistoso con el Santos aún puede celebrarse y los derechos preferenciales sobre 3 jugadores brasileños (no ejecutados) es una operación común en el fútbol.

La segunda se retrasó hasta mayo del 2013, cuando el Barça aborda por segunda vez, al menos públicamente, el fichaje de Neymar. La acusación afirma que el Madrid ofreció al Santos 36 millones de euros, "más del doble de la cantidad ofertada por el FC Barcelona" (17,1 millones pagaba el club azulgrana oficialmente). El club blanco envió un emisario a Brasil, conociendo ya la existencia de un acuerdo secreto entre el Barça y Neymar, para convencer al Santos porque la entidad todavía poseía el 55% de los derechos federativos del jugador.

En relación a esta visita de un representante madridista, el abogado del Grupo DIS pide como prueba documental una entrevista de Florentino Pérez en el programa 'Los Jugones' en el que manifestaba que el fichaje de Neymar, con todos los pagos comprometidos, ascendía a 150 millones.

El dirigente debería ratificar sus palabras ante el tribunal, con lo que acreditaría, por un lado, la derrota del Madrid ante el Barça en la puja por Neymar, así como la preferencia del futbolista por vestir de azulgrana pese a que, cuando era un adolescente, pasó una prueba en la ciudad deportiva blanca e incluso se sometió luego una revisión médica.

LA PROPUESTA CON EL ESCUDO

El abogado de Josep Maria Bartomeu, José Ángel González Franco, pide al juez instructor que rechace la prueba documental. "El sr. Pérez podrá explicar con mayor detalle el papel del Real Madrid en el fichaje de Neymar, siendo irrelevante a efectos de prueba lo que éste haya manifestado en los medios de comunicación", argumenta. 

Al Madrid también se le reclaman "todos los documentos" que pudiera haber enviado a Neymar, a su padre y al Santos en sus intentos de fichar al delantero, así como que valide una presunta propuesta económica escrita en un papel "con el escudo del Real Madrid CF fechada el 15 de abril de 2013".

Texto Alternativo

GUSTAU NACARINO

Aficionados del Barça bromean en la presentación de Neymar con el Barça en junio del 2013.

La acusación de DIS

DIS es una sociedad de Delcir e Idi Sonda que presta apoyo financiero a futbolistas, entre otros negocios. El 6 de marzo adquirió el 40% de "los derechos económicos derivados" del futuro traspaso de Neymar con el jugador, su padre y Wagner Ribeiro a cambio de 5,5 millones. La firma brasileña proclama haber sido engañada porque nunca fue informada por el Barça y Neymar de la existencia de acuerdos secretos. El 29 de noviembre del 2012, Bartomeu negó a su directivo Roberto Moreno en una visita a Barcelona "la existencia de cualquier tipo de negociación" cuando ya se habían firmado dos contratos garantizando el pago de 40 millones a Neymar. DIS se siente estafada por entender que la cotización del jugador en el 2013 era de 65 millones como mínimo (el precio de su cláusula) y que Rosell hizo pagos encubiertos al Santos con contratos simulados: la disputa de un partido amistoso (valorado en 4.5 millones) y un derecho preferencial sobre tres jugadores brasileños (7,9) millones que el Barça nunca ejecutó.

El caso Neymar 2 finalmente será juzgado por un tribunal. El juez José Ángel de la Mata había archivado el pasado mes de julio la querella de DIS al no observar un delito penal en la actuación del Barça, pero en septiembre la sección cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó que lo reabriera. El pasado 4 de mayo el magistrado dictó la apertura de juicio oral y pidió una fianza a Rosell y Bartomeu de 3,4 millones. 

El caso Neymar 1 se cerró con un pacto por el que el Barça aceptaba una multa de 5,5 millones por dos delitos fiscales a cambio de que Rosell y Bartomeu quedaran exonerados de la amenaza de una multa millonaria y sendas penas de cárcel.

0 Comentarios