Ir a contenido

Piqué no se calla

El central arremete contra Tebas y se ratifica en sus críticas a los árbitros

JOAN DOMÈNECH / VILA-REAL

Los gestos de Piqué a Tebas (en el Palco) al final del Vilareal-Barça / MOVISTAR

Los gestos de Piqué a Tebas (en el Palco) al final del Vilareal-Barça
Tebas quita hierro a las declaraciones de Piqué

/

Siguiendo la tónica de Bilbao, dos nuevo penaltis le birlaron al Barça en Vila-real, uno de ellos clamoroso. «Que lo analicen, que lo analicen, son dos manos, muy claras», afirmó Gerard Piqué, el nuevo azote de los árbitros tras las críticas que soltó en San Mamés y por las que el colectivo de colegiados le quiere empaquetar. Pero el central no se calla. «Sigo creyendo lo que dije y cada semana me dan más la razón. Luego pueden vender lo que quieran, pero lo que ha pasado en el terreno de juego es muy claro».

El defensa se marchó del campo haciendo unos gestos que dedicó al palco cuando enfilaba el túnel de vestuarios. ¿Quién estaba ahí? Javier Tebas, presidente de la Liga. «¿Lo has visto, lo has visto?», le soltaba, tapándose un ojo. «¿A quién me dirigía? Él ya lo sabe», sentenció enigmático el jugador, aunque se daba por descontado que el destinatario era Tebas.

«La de Soriano es una gran parada», soltó con sorna Jordi Mestre, vicepresidente deportivo del Barça, aunque también dejó claro que los árbitros tienen que decidir en centésimas de segundo y que se les tiene que quitar presión. ¿Cómo? «Hay que aprovechar los avances tecnológicos que tenemos porque que eso beneficiaría el fútbol. Nosotros ya hemos hecho una propuesta a la Liga en este sentido», agregó el directivo, que vio diferencias entre la mano de Bruno Soriano y la de Mascherano. «En este último caso, es la pelota la que va a la mano, es distinto».

"Sigo creyendo lo que dije y cada semana me dan más la razón. Luego pueden vender lo que quieran, pero lo que ha pasado en el campo es muy claro", afirma el central

Y el protagonista de la jugada polémica no pudo reprimir la sonrisa de pillo cuando el periodista le preguntó por la jugada. «Es clara, tu estiras la mano y paras el balón», le soltó, pero Bruno no se quiso mojar ni ante la evidencia de las imágenes. «Yo tengo la mano ahí y el balón va a la mano».

"NO PUEDO CORTARME LA MANO"

Javier Mascherano, en cambio, tenía clarísimo que su mano no era penalti. «La gente del fútbol tiene claro qué es una mano y qué es la otra. En mi caso, yo no me puedo cortar la mano», explica el central argentino, comparando su acción con la voluntariedad de Soriano de parar la pelota con el brazo. «Esto no es interpretable, es la ley del fútbol, pero no sirve de nada protestar. Esto hace 100 años que dura», agregó resignado.

Más calmado se presentó Luis Enrique, que no quiso entrar, habitual en él, en polémica alguna. Lo que sí tenía claro es que el Barça había hecho un partido lo suficientemente bueno para llevarse los tres puntos. «Hemos generado muchas ocasiones al equipo menos goleado de la Liga», valoró el entrenador, que no obstante agregó que «hay que hacer más para combatir esta dinámica. Hay que ser más fuertes y seguir mejorando».

El técnico asturiano considera que hay tiempo para dar la vuelta a la situación en la Liga. «Todavía no ha terminado ni la primera vuelta, pero es verdad que no dependemos de nosotros. Hemos de ganar partidos y no ceder puntos». 

0 Comentarios