Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça no logra levantar cabeza

El Unicaja asalta el Palau frente a un equipo azulgrana descompuesto por la presión (83-90)

Luis Mendiola

El azulgrana Heurtel intenta superar la defensa de McCallum

El azulgrana Heurtel intenta superar la defensa de McCallum / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

El Barça no levanta cabeza, incapaz de salir del pozo en el que ha caído por sus propios errores y también por los nervios que le atenazan. El Unicaja se aprovechó de esa situación de presión que desconecta al equipo de Sito Alonso y asaltó el Palau Blaugrana con facilidad, en un pulso que dominó casi de principio a fin (83-90).

Es la cuarta derrota consecutiva en la competición europea del Barça, la cuarta también que encaja en casa, dejando un balance terrible (4 victorias, 9 derrotas)  que lo hunde aún más en la clasificación y que convierte casi en una utopía soñar con la clasificación para los 'play-off', cuando aún queda toda la segunda vuelta, y los próximos partidos que le esperan al equipo azulgrana son el Baskonia este viernes, y después el Khimki de Bartzokas y el CSKA.

    Los pitos y los pañuelos volvieron a aparecer en la grada (y ya no de forma aislada) para despedir al equipo azulgrana, que ha hecho perder la paciencia a una afición del Palau más que desencantada con la nueva etapa que acogió allá por el mes de septiembre con muchas ganas.

Sin defensa

El internacional serbio Nemanja Nedovic, autor de 26 puntos, se convirtió en el principal verdugo de los azulgranas, pero Waczynski McCallum también ahondaron en la herida, aprovechándose de las muchas concesiones que dio el Barça en defensa, vulnerable en el control de los exteriores, débil cerca del aro, incapaz de cerrar el camino a su canasta.

Lo intentó el Barça con una rotación más corta, con un cambio de roles, con más protagonismo de Heurtel (19 puntos) y Sanders (autor de 14, que acabó relegado en la banda por una lesión muscular) a nivel ofensivo, pero fue incapaz de tener el control y fue descomponiéndose y cayendo en un bloqueo colectivo, que solo hizo que facilitar las cosas al Unicaja en el tramo final.

Llevado a una situación límite como la que se encuentra, se esforzaron los jugadores de Sito por enseñar una cara distancia. Por mostrar más deseo y tensión. Pero, la defensa volvió a ser un lastre excesivo que condicionó todo lo demás. No sella su zona el Barça que se prodiga en concesiones al rival, permite canastas fáciles, penetraciones, segundas opciones o rebotes ofensivos. Eso le fue complicando la vida, hasta que llegó su sentencia. 

Cambio de roles

Alguno de los efectos de las recientes derrotas no tardaron en apreciarse. Pressey no entró en la convocatoria, señalado por sus problemas de adaptación, y en su lugar lo hizo Vezenkov, que jugó algunos minutos. Ribas asumió los galones de base, para darle el relevo a Heurtel. Y Oriola entró en la rotación de Seraphin, dando así más minutos a Claver en la posición de cuatro, mientras Tomic y Navarro no tuvieron ni un minuto. El equipo insinuó cosas, pero volvió a quedarse en nada.

Así el partido se convirtió, desde el inicio, en un festival ofensivo por parte de los dos equipos, en un intercambio de canastas, del que el Unicaja acabó sacando partido, consciente de que el reloj jugaba su favor. Aplicándose con más alegría y con un jugador como Nedovic, cuyo perfil se echa de menos en el Barça, el cuadro de Joan Plaza se plantó con ventaja en el último cuarto y hurgó en los nervios de su rival para arrancar un triunfo que deja a los barcelonistas al borde del precipicio.

FC Barcelona, 83- Unicaja, 90

FC Barcelona: Heurtel (19), Hanga (8), Sanders (14), Moerman (11), Seraphin (8) -cinco inicial- Ribas (10), Vezenkov (2), Oriola (8), Koponen (-), Claver (3).
12 de 26 triples (Heurtel, 3). 35 rebotes, 11 ofensivos (Seraphin, 10). 17 asistencias (Heurtel, 9).
Unicaja: Nedovic (26), Diez (4), McCallum (10), Brooks (13), Augustine (12) -cinco inicial- Okouo  (-), Díaz (3), Milosavlejic (1), Shermadini (4), Waczynski (10), Suárez (7). 
10 de 27 triples (Nedovic, 4) 40 rebotes, 10 ofensivos (Augustine, 4). 17 asis. (Nedovic, 4).
Parciales: 24-26; 21-18; 19-22; 19-24

0 Comentarios
cargando