Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Servicios

Una guía para padres avisa de que los niños 'YouTubers' pueden ser penalmente responsables de los contenidos que cuelgan

La Cátedra TMKF de Marketing y Comunicación Infantil y Adolescente de la Universidad Complutense de Madrid ha publicado la guía para padres 'Los niños ante la publicidad', en la que avisa de que los niños 'YouTuber' pueden ser responsables penalmente de los contenidos que cuelgan en Internet, y el padre puede ser responsable civilmente, es decir, que será quien pague la indemnización.

En este sentido, los creadores de este libro han explicado que nace con la vocación de resolver posibles dudas sobre publicidad que los padres se plantean diariamente y ofrecerles herramientas a su alcance para proteger a los más pequeños.

El texto, al que ha tenido acceso Europa Press, aborda distintas perspectivas relacionadas con los niños y la publicidad, como su faceta como consumidores de la misma, los niños que ven publicidad; como participantes, como creadores, los contratos publicitarios o qué hacer para denunciar una infracción en esta materia.

De este modo, los autores consideran que una guía para padres es necesaria porque, como progenitores, es importante que puedan ayudar a sus hijos a hacer un consumo sano de publicidad. Así, alertan, por ejemplo, de la existencia de publicidad perjudicial para los niños, "no porque sea realmente mala sino porque no toda la publicidad está pensada para que la vea un menor".

A la pregunta de si sería mejor que no vieran publicidad, los expertos que han trabajado en esta guía explican que los menores ven publicidad "constantemente". "Nuestro mundo está lleno de publicidad. La verán a través de amigos, en la calle, en el cine, en Internet... Y sobre todo la verán cuando sean adultos. Evitar la publicidad es evitar la realidad, y dar la espalda al mundo", agregan.

Asimismo, advierten de que es "muy importante" que los padres conozcan cómo educar a los niños, "explicarles qué es la publicidad y para qué sirve, que sepan identificarla y que puedan tomar sus propias decisiones según sea su edad".

Respecto a los niños más mayores, los autores de la guía señalan que, a partir de los 12 años, la Ley considera que "un menor tiene ya una cierta madurez", aunque sigue siendo niño. Además, añade que a partir de los 14 años, aunque sea menor de edad, el niño tiene responsabilidad penal. "Y sí, no se sorprenda, nuestros hijos pueden crear contenidos en Internet susceptibles de constituir un delito", apuntan.

Sobre la edad a partir de la cual los niños pueden dar sus datos personales sin el consentimiento de los padres, la guía aclara: "Hasta los 14 años tu hijo no puede dar sus datos personales sin tu consentimiento ni en redes sociales, ni para promociones, regalos o concursos publicitarios. En ningún medio".

El equipo de trabajo ha estado integrado por Esther Martínez Pastor, profesora de la Universidad Rey Juan Carlos; Isabel Serrano Maíllo, profesora de la Universidad Complutense de Madrid; Ricardo Vizcaíno-Laorga, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos; y Miguel Ángel Nicolás Ojeda, profesor de la Universidad de Murcia.

Outbrain