Ir a contenido

Arquitectura para caminar

La marca de alpargatas catalana Naguisa se hace un hueco en la producción mundial

SARA ANDRADE

Claudia y Pablo, los dos salmantinos detrás de Naguisa.

Claudia y Pablo, los dos salmantinos detrás de Naguisa. / periodico

Mientras más de la mitad de las marcas del mundo invierten en colecciones de temporada con novedades prácticamente cada semana en tienda, aparecen marcas que nadan contra corriente, y que además tienen éxito. Es el caso de Naguisa, una 'start up' de zapato femenino que nació en Barcelona en el 2012 y que solo cuenta con una colección al año, la de verano.

Naguisa, que significa "el trazo que dibuja la espuma del mar en la orilla" en japonés, es el proyecto de Claudia y Pablo, dos salmantinos, ella I.T en Diseño industrial, y él, licenciado en Arquitectura. "Nos formamos en el sector del calzado artesanal en un taller en Barcelona. Además, la familia de Claudia conocía el sector del calzado de cerca y nos animaron a crear una colección de alpargatas. La unión entre conocimiento del producto y herencia de sabiduría del mercado ha sido la clave de nuestro éxito", señalan desde su nuevo estudio en Sant Just Desvern.

Pasión e inquietud son dos de los ingredientes que han hecho funcionar este proyecto que cerró el 2015 con un balance de 500.000 euros y que tiene previsto crecer en el 2016 un 15%. Pero aquí no queda la cosa, sus zapatos fueron los que calzaron a las actrices la 'La Novia', la película de Paula Ortiz que se hizo con dos Goyas la pasa edición. "Arantxa Ezquerro, la directora de vestuario de 'La Novia', era usuaria de Naguisa y ya había comprado uno de nuestros modelos. Cuando supo el tipo de vestuario que necesitaba para el filme, nos contactó, era Abril del 2014, elegimos los modelos de la colección Andante, la de ese momento, y todo fue rodado", comentan.

MINIEDIFICIOS

El diseño de un zapato no es fácil, principalmente porque tiene que servir para aguantar el peso del cuerpo y mantenerlo en equilibrio. Por eso, no es de extrañar que Pablo y Claudia aplicaran sus estudios en arquitectura para hacer cada uno de sus diseños. "Al final la arquitectura es un campo que te da unos conocimientos y una visión para desarrollar muchas áreas. Un zapato es como un mini edificio y el proceso una pequeña obra", señalan.

El yute es su material estrella, dicen que están vinculados a él porque son sus raíces. Nos cuentan que es una fibra natural que anteriormente se plantaba en España pero que ahora viene de Bangladesh muy a su pesar. "Pero se trenza aquí. Una vez hechas las trenzas, los pisos se producen también en España. Las pieles que usamos las compramos a proveedores que se encuentran en Barcelona y Alicante, y su procedencia es muy diversa desde España, Italia, hasta la India". Mientras que la producción, dependiendo de la tipología, se hace en La Rioja, Alicante o el País Vasco.

PROYECCIÓN INTERNACIONAL

Actualmente, los creadores de Naguisa pueden vivir de su proyecto que ya cuenta con cuatro años de vida y que nació en Barcelona Activa. "Allí nos ayudaron a crear nuestro Plan de Empresa y a conseguir financiación. Es un gran centro de formación público para emprendedores financiado por el Ayuntamiento de Barcelona. Estamos muy contentos de habernos establecido aquí", añaden.

Es un buen momento para el calzado español, reconocido a nivel mundial por su calidad y diseño. Con respecto a Naguisa, el 70% de sus ventas proceden del exterior, de un total de 20 países, siendo sus mayores compradores Corea del Sur y EE.UU. Por el momento, su futuro no pinta nada mal, acaban de lanzar 'Nuna', su nuevo bolso atemporal, y preparan una nueva colección de transición que pueda durar hasta el verano siguiente.

Más info en naguisa.com

Temas: Empresas

0 Comentarios
cargando